Descargar

Imprimir

Indice
Esta historia me la contó ella misma, mucho después, un día que fui a su establecimiento comercial en Huigra a comprar algunos alimentos para una excursión y es que Leonor se quedó en su tierra definitivamente cuando murió doña Raquel y su esposo, pues no le apetecía vivir en otro sitio que no fuera la tierra de sus mayores.


Descargar

Imprimir

Indice